martes, 29 de noviembre de 2011

#6. Reflexiones: Aquellos momentos...


Esta entrada ya la había subido, pero por algun motivo, se borró. Aquí esta de nuevo!


Por aquellos momentos en que lo más importante era irte a jugar al parque con tus amigos,
cuando las decisiones importantes se decidían con un simple "Pito, pito, gorgorito..." y las peleas siempre se resolvían con un "piedra, papel, tijera".
Hacer amistades eran tan fácil, creíamos que estas amistades eran algo para siempre, que nada ni nadie podía romperla..., porque claro, ¡ jugábamos cada día!
Nos podíamos pasar horas en el parque jugando con un cubo y una pala... ¡y nunca nos aburría!
Y las largas horas columpiándote creyendo que algún día lograrías volar...
Equivocarse se solucionaba tan sencillamente como "¡No vale! ¡Repitamos!" y todo estaba bien,
Ir a la playa eran pasarte horas en el agua, o haciendo castillos de arena, y entristecerte cuando estos se derrumbaban...
Tener dinero era poder comprarte alguna chuche al salir de clase.
"Amor" era lo que sentías por papá y mamá, creyendo que siempre estarían ahí.
"Guerra" era tirarte tizas y bolas de papel entre clase y clase.
"Responsabilidades" era tener que hacer los deberes después del colegio.
Cuando tu mayor sueño era intercambiar esos cromos repetidos por aquel tan ansiado y así poder tener toda la colección.
Y el mayor de los regalos un helado en verano.
Cuando un "Tonto el último" nos hacía correr hasta quedarnos sin aliento.
Cuando el mayor paso que dabas era aprender a ir en bici o en patines...
Y el hombre del saco era lo peor que podía pasarnos...
Porque lo mejor que nos podía pasar era merendar pan con chocolate después del cole, en el parque con los amigos.
Y esos momentos en que papá te subía a caballito, o te hacía volar como a superman....haciéndote sentir una superhéroe, a la que nada ni nadie podía dañarla
Que inocentes éramos al creernos que todo seguiría igual...
Porque lo único que importaba era ser feliz!


Con el tiempo acabas creciendo, dándote cuenta de que las cosas no son siempre tan fáciles, y piensas en lo mucho que te gustaría volver a ser ese ser indefenso, que era feliz con poca cosa...


Por esos días en que vuelves a sentirte una niña, haciendo pasar las horas en lo alto de un columpio deseando que esos momentos no terminen nunca...

4 comentarios:

MOIRA dijo...

Hermoso..

Sergio dijo...

Todavía no te he enseñado la canción inspirada en este texto, recuerdas?

Nyx dijo...

cierto, cierto Sergio... quiero oírla!!

Lille, ★ dijo...

Eeey, me gusto mucho tu blog! Amé el fondo y la portada, son hermosos.
Que andes bien, besoo.

Publicar un comentario